La España y el garrote

265px-Francisco_de_Goya_y_Lucientes_-_Duelo_a_garrotazos

Francisco de Goya, sabiéndolo o no, representó el alma española en este cuadro. La esencia misma de los españoles en el siglo XIX, que se reduce a darse de hostias sin tregua para ver quién gana. Lo relevante es: usan las mismas armas, visten parecido, gritan el mismo idioma… tomando el cuadro como metáfora, basada en una realidad bien firme, pelean y se acusan por defectos y pecados cometidos por ambos.

Pero he ahí nuestra esencia: nuestros pecados son cometidos por circunstancias de la vida, errores inocentes o desconocimiento. Los mismos cometidos por el contrario son imperdonables, execrables y que demuestran su maldad intrínseca. Mi opinión es que para nosotros siempre ha importado más el ideal (o ideología, en estos tiempos) que mueven las acciones, que el resultado y consecuencias reales de esas acciones. Así, seremos felices si sufrimos las consecuencias de actos motivados por la ideología correcta según nuestro gusto, pero gritaremos, lucharemos y clamaremos venganza al sufrir las mismas consecuencias, pero motivadas por la contraria.

No voy a entrar a analizar el porqué de esta naturaleza, que por otra parte creo común a la humanidad, aunque nosotros le demos ese toque sandunguero y festivo propio de la españolidad. No tiene sentido intentar repetir los análisis que ya intentaron otros antes, quizá solo tiene sentido leer más historia (cosa pendiente para mí) para ser consciente que esto lleva pasando desde Isabel y Fernando, tanto monta, monta tanto. Pero me ha parecido una buena manera de abrir las publicaciones en este blog. Porque nos vamos a llevar garrotazos. Porque vamos a decir cosas que son políticamente incorrectas y que no se pueden decir de forma abierta sin que a uno le acusen de extrema derecha, fascista, capitalista… todos los -ista que insinúan una malvada persona detrás del teclado. No vamos a revolucionar el mundo con ideas revolucionarias que nadie ha tenido antes. Simplemente las vamos a decir y escribir en voz alta. Y eso nos hará merecedores de garrotazos.

Bienvenidos sean pues.

Anuncios
La España y el garrote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s