De las locuras y el “perdón” conveniente

Olvidamos muchas veces que de esos barros vienen estos lodos. La izquierda en este país ha perdido el norte, el sur y su propio control. La derecha lo hizo hace tiempo ya. Unos datos, por echar unas risas: Gonzalo Boye, editor de la revista Mongolia, y aparentemente abogado o asesor de IU y sus indignaciones (de alguna manera han de llamar la atención…) colaboró con ETA en el secuestro de Emiliano Revilla. ¡Pero que risas con la revista Mongolia!

Amigo del anterior, o aficionado a las radicalidades al menos, es Pablo Gómez Ces, tesorero de Unidad Popular. Ese partido cuyo líder se indigna ante las injusticias, ante los “atentados” del gobierno del PP con el pueblo y de los capitalistas contra la democracia.

Pero no se indigna de que su tesorero fuese condenado por el asesinato de un policía nacional en 1983. Suponemos que porque ahora es mas demócrata, o que le explicaron como iba eso de las papeletas en lugar de las balas como forma de protesta. Así que nada, estos señores nos dicen que tenemos que indignarnos, que no es normal y que lo del PP es la vuelta del fascismo. Lo de tener alguien que mataba a quienes no pensaban como el, no es de fascistas, sino luchadores por la libertad, supongo. Opresores y oprimidos. Aunque no termino de ver como es eso de que los oprimidos mataban y los opresores morían. El mundo al revés, vamos a contar mentiras, tralará.

Luego no veréis esto en el Facebook (sobre todo si resultara que también tienen una sección Tendencias para hispanohablantes, que no lo sé), nada acerca de la criminal hipocresía (criminal en sentido poético, se entiende) de UP y de Garzón. Porque los hipócritas son los que roban con los banqueros, no los que duermen con ex-terroristas. Al menos, puede que se haya reformado… se supone que todos somos buenos y eso. ¿Y cómo va eso de arrepentirse? Porque los más ateos (y yo me considero uno) son los que más claman al perdón cristiano, el que dice que si te arrepientes, olvidado el asunto y vuelta a empezar. Pero no, arrepentirse implica asumir los actos, y sus consecuencias. Nada de hacer como que no ha pasado nada, no puede venir a darle lecciones a nadie de democracia. Ni él, ni los que con él se asocian en un partido democrático. Al menos, no sin dar una explicación detallada de cómo funciona esto. No termino de ver que estos nos den lecciones de democracia, o que se ofendan por las afrentas del PP. Me gustaría que Garzón le explicase a la familia del asesinado que deben ofenderse y sentirse furiosos por las medidas legales del gobierno del PP, que eso es lo grave y no que un partido aparentemente de izquierdas y anti-fascista se asocie y perdone, no a esta persona en particular, sino a todos los entornos asociados con ETA, que son los fascistas en este cuento.

Porque aunque se vistan de izquierdas, los fascistas son los que silencian, los que matan, los que atacan a quienes no opinan igual, a quienes no siguen la ley cuando esa ley no les favorece. Fascistas son quienes creen que las leyes sirven cuando funcionan de acuerdo a su causa y sus dogmas, y son inútiles (y se han de violar, torcer o tergiversar) cuando no las favorecen. Y la izquierda en este país tiene una tendencia a pensar así… El fascismo no vendrá por donde creen, sino por la izquierda.

Anuncios
De las locuras y el “perdón” conveniente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s