Demolition man

demolition-man-portada-originalRevisitar el pasado es interesante, porque uno encuentra oro donde antes no veía más que algo sencillo y simplón. Como esta película. Cómo han cambiado los tiempos desde los 90, y estoy seguro que el director o guionista ni se imaginaba lo profético de su historia. Es la experiencia y son los cambios del mundo los que hacen que miremos atrás y veamos mensajes e ideas donde pensábamos que no había nada más. Como una película de acción estándar de los 90 con Stallone como protagonista. ¿Quién hubiese imaginado?

Quizá por eso no se tiene como una gran película, en general, sino como una de tantas de acción directa que se realizaron en esos años. Pero sorpresa, que ahora resulta que fue profética en muchos sentidos. Más por casualidad que por intención, creo yo.

Las principales predicciones correctas son: que una sociedad hiper-débil, donde la violencia más mínima, sea de acción o de palabra, ha sido eliminada, queda a merced de cualquier agente externo que no tenga esos problemas a la hora de usarla. Queda indefensa porque nadie dentro de la sociedad recuerda o sabe cómo usar la violencia para proteger la misma sociedad. Pasa con el primer mundo. Hemos crecido en un entorno extremadamente pacífico, comparado con el resto del mundo, de forma que somos como niños indefensos ante personas que han crecido en lugares realmente peligrosos.

Una sociedad hiper-feminizada donde hasta el sexo ha sido prohibido y sustituido por sistemas electrónicos. En la película, las élites que quieren controlar el mundo, traen de vuelta un delincuente violento del pasado. Frente a este individuo, la sociedad que está indoctrinada a repeler la violencia y que no está acostumbrada a ella, se ve impotente y no queda más que rendirse. No tienen mecanismos de defensa contra agentes externos que no siguen sus normas. Es la sociedad perfecta, siempre que no haya outsiders que no quieran acatar sus límites y sus normas. Y eso ocurre en el mundo actual.

Si os gustaban las películas de acción de los 90, os recomiendo echarle otro vistazo a esta. Descubriréis como yo que, por casualidad del destino, la película se ha transformado en una profecía de su futuro, nuestro presente. Quizá es algo obvio, si uno lo piensa, que un mundo formado por gente no violenta es muy bonito, pero está indefenso ante cualquier agente externo que sí sea violento. Al fin y al cabo, para hacer una guerra, sólo hace falta que uno de los bandos quiera que haya guerra.

Anuncios
Demolition man

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s